miércoles, 9 de abril de 2014

NYC

Dos veces no alcanza, pero estoy más cerca.... Algún día conoceré esta ciudad. Probablemente cuando conozca más de su gente. Aquí un resumen en dos partes de mi segunda visita a Nueva York.

Parte I. Domingo en Brooklyn

Sólo conozco esta ciudad así: mes de marzo, mucho sol, sombras en contrapicado entre los edificios, 4 o 5 grados.

Es la segunda vez que vengo, y las dos veces que visité Nueva York, el primer día fue gris y lluvioso. Como para que el segundo, cuando salió el sol, tuviera con qué compararlo y lo disfrutara todavía más.

Hay mucho color y vida en la zona que elegí para quedarme esta vez: Williamsburg, en Brooklyn.

Grafitis, pullóveres tejidos en las ramas de los árboles. Tiendas y bares interesantes, todas distintas y sin embargo algo las une… es una especie de diversidad organizada por intereses. Y creo que eso rige en toda la ciudad. Hay de todo, pero cada cosa agrupada por colores y en su lugar.

Williamsburg es el reino de los chicos cool, de Macs y Lattes en el café de siempre, todas las mañanas. Los cafés son sus oficinas improvisadas. Llevan ropa de segunda mano, pero las zapatillas y gafas son caras.

Brooklyn es, junto a Manhattan, Queens, el Bronx, y Staten Island, uno de los cinco boroughs de New York. De los más de 8,3 millones de habitantes de la ciudad, Brooklyn cuenta tiene 2,5 millones, y se subdivide en Northwestern-, South-, Northern-, Central-, Southwestern-, Southern-, Eastern- y Southeastern Brooklyn. Dentro de ellos, a su vez áreas como Williamsburg, ubicada en este caso a los pies del puente con el mismo nombre que conecta con Manhattan.

Williamsburg es acogedor, abarcable con los pies y la vista. No como Manhattan, donde los edificios son literalmente montañas. Está hecho de edificios de mediana altura, de ladrillo rojo oscuro, que una vez fueron cervecerías, industrias textiles o de otro tipo, y que ahora, bajo el ritmo arrollador de la gentrificación, se han transformado en lofts, oficinas, departamentos, cafés, tiendas, peluquerías y bares. Una mini ciudad para el diseño y el ocio. Los nervios y el stress se muestran en otra parte, aquí hay que ser cool, civilizado y moderno. O raro y moderno. Pero siempre cool. Es el paraíso de los auto-empleados y creativos free-lance de todo tipo.

Hoy es domingo y está tranquilo. La calle está llena de gente yendo de los cafés a los mercados de pulgas pero sin ritmo de semana... aunque no recuerdo haber visto un ritmo diferente un martes o un jueves. Sólo más circulación de coches.

Me cruzo con puestos callejeros improvisados de ropa usada y hordas de hipsters.

No quise dejar de visitar uno de los mercados y fui a Smorgasburg, un enorme mercado que hasta la llegada de la primavera se hace puertas adentro en, como no, un edificio de una fábrica antigua. Unos 150 a 200 puestos de antigüedades, diseño, ropa vintage y comida casera que bien puede abarcar gran parte del día en recorrer, sobre todo si se es más adepto a las compras aquí que en Macy's o Bloomingdale's como es el caso de esta servidora.

El sábado había estado en otra zona de Brooklyn, la excusa fue buscar una cadena de supermercados de Second Hand donde ya había estado antes. Lo interesante fueron las 5 horas caminando por todo Brooklyn. Pasé bajo los tres puentes cercanos: el Williamsburg, el Manhattan Bridge y el Brooklyn bridge. Lo que más me llamó la atención fue cómo el paisaje iba cambiando, como si pasara de un país a otro.

Al pasear por Borough Park siendo sábado, supuse (y ahora confirmo) que es hogar de una de las mayores comunidades judías de EEUU. Padres con sus niños, ataviados en ropas típicas, caminaban entretejiendo direcciones diferentes, muy concentrados en su andar. De repente algunos grupos de chicas jóvenes vestidas también con ropas típicas. Si no hubiera sido por los coches modernos estacionados, parecía una película ambientada en los '50.

Un poco más allá, una zona que era como el patio trasero de un supermercado, llena de basura, papeles volando y apenas alguna que otra persona caminando. Dos tipos charlando, uno de ellos dentro de un auto, el otro apoyado afuera con un repasador en la mano... me miraron como preguntándome qué estaba haciendo ahí, ese día, a esa hora. El de afuera del auto parecía primo hermano de De Niro! No sentí miedo, más bien curiosidad...

El paseo tuvo su broche de oro al llegar al punto exacto entre medio del Manhattan y el Brooklyn Bridge, en el río.... un imponente espectáculo urbano como solamente ésta ciudad puede dar.


Parte II. Dejando la ciudad de los sueños de grandeza

Nueva York es la única ciudad donde no me importa hacer lo que todos hacen. Acá no me molesta en lo mas mínimo aceptar que el brillo me deslumbra. Que lo obviamente asombroso me puede asombrar también.

Manhattan es inabarcable. La gente, los coches, las porciones de comida. Las avenidas tan largas y los edificios tan altos que al mirar al horizonte, se nota la redondez de la tierra porque los de allá al fondo van enterrándose hasta perderse.

Si hay algo que los norteamericanos hacen bien es el "entertainment". Y Nueva York es un musical, una película de efectos especiales, una fiesta decadente antes que el mundo se acabe... todo junto al mismo tiempo.

Sobre todo una película. En realidad cientos de películas juntas. Las de detectives, las románticas, las de los 70's con música disco, las de mafia italiana, los dramas, series, comedias. Las de Woody Allen, Scorcese, Polansky...

Cuando Harry conoció a Sally. Carlito's Way, Godfellas, Manhattan, Tootsie, Ghostsbusters, Beeing John Malkovich, Breakfast at Tiffany's, Kramer vs. Kramer, Vestida para matar, Secretaria ejecutiva, Buscando a Susan, Wall St, King Kong, An affair to remember, Tienes un email, The way we were, El bebe de Rosemary, Cisne negro....

Esa es la gran magia de esta ciudad. Aunque nunca hayamos estado antes, todo nos es familiar.

Todo lo que hay tiene una referencia en mi cabeza. Las alcantarillas humeantes cuando baja la temperatura. Las tomas de agua para los bomberos. Los policías. Los taxis. Los barber shops. El jazz. Los pibes que bailan colgándose de los caños del metro. Los chinos, los italianos, los judíos, los negros, los rapper, los gangsta, los rasta, los homeless, los yupies, los fashion victims, los hipsters.... a todo lo inventaron acá???

En esta ciudad probablemente estén los mas descarados de todos. Son carismáticos, buenos oradores y sonríen. Muestran los dientes. No los que están cansados. Hay mucha gente que se nota que está quemada ya sea de trabajar demasiado o de pensar poco... como zombies. Desganados, como que ya respondieron mil veces esa pregunta en el día de hoy... o como que todo está hecho para los ojos y los sentidos, sin necesidad de pensar demasiado.

Pero un vendedor de comida rápida por ahí te pregunta cosas. De donde venís? Cuantos días estás?... debe haberle preguntado lo mismo a miles antes, pero suena de corazón. Porque sonríe y hace un chiste. No, definitivamente esto no es Europa.

Puede ser que simplemente se estén desviviendo para que largues propina (entre el 18% y el 20% por regla general) pero si eso genera que sean simpáticos y sonrientes, pago conforme!

Me faltaron ver cosas porque quise repetir lo que más me gusta acá. Caminar. Caminar perdiéndome y encontrando de todo al andar. La Quinta es glamour. Pero me gusta la Sexta. Por sus parques. El Bryant Park y el Madison Square Park. Debo haber subido y bajado quince veces entre el downtown (Wall st. Chelsea. East and West Village. China Town. Little Italy....) y el Uptown (Times Square. Central Park....) y otras tantas me moví del este al oeste.... no me dan mas las piernas!!! Pero volvería mañana otra vez. No llegué a empalagarme todavía y en unas horas vuelo a Berlín....

viernes, 4 de abril de 2014

That's why I don't drive a car....

Even if you haven't reach your dream yet, 
at least is good to know what you don't want...


...bikes are much more fun.

sábado, 15 de marzo de 2014

18 cosas que las personas creativas no hacen igual que el resto

Nunca copio y pego nada, pero este artículo me atrapó.
Me sentí, para bien y para mal, identificada y me hizo pensar en un montón de gente que conozco y que tiene esas pequeñas grandes genialidades de todos los días que hacen que la vida sea increäible, nueva y divertida todos los días!

Hace unos días leía un reportaje a Cecilia Roth en el Nº57 de la Revista Galera y me quedó un pensamiento de ella: "la curiosidad me mueve a los lugares a donde voy. Es un motor importante en mi vida. A veces me ha llevado en ocasiones a lugares que no eran los más "adecuados" o agradables...." Tal cual. La curiosidad es mi motor, pero hay más cosas....

18 cosas que las personas altamente creativas no hacen igual que el resto


THE HUFFINGTON POST | De Carolyn Gregoire | Publicado: 07/03/2014 15:27

La creatividad funciona de una forma misteriosa y a menudo paradójica. El pensamiento creativo es una característica estable, que define algunas personalidades, pero que también puede cambiar dependiendo de la situación y del contexto. A veces, la inspiración y las ideas vienen sin más, y luego, cuando más las necesitamos, no aparecen; el pensamiento creativo requiere un conocimiento complejo, si bien es completamente independiente del proceso de pensamiento.

La neurociencia ofrece una imagen muy compleja de la creatividad. Según plantean los científicos, la creatividad no es tan simple como la división entre las regiones derecha e izquierda del cerebro (la teoría dice que el hemisferio cerebral izquierdo es racional y analítico, mientras que el derecho es creativo y emocional). De hecho, se piensa que la creatividad implica numerosos procesos cognitivos, vías neuronales y emociones; aún no disponemos de una panorámica completa que explique cómo funciona una mente imaginativa.

Psicológicamente hablando, los tipos de personalidad creativa son difíciles de determinar, sobre todo porque son complejos, paradójicos y tienden a evitar el hábito o la rutina. No se trata de generalizar el estereotipo del "artista torturado", pero sí es verdad que los artistas suelen tener una personalidad compleja. Las investigacionessugieren que la creatividad implica la unión de una multitud de rasgos, comportamientos e influencias sociales en una misma persona.

"Es cierto que a la gente creativa le resulta difícil conocerse a sí misma, puesto que el yo creativo es más complejo que el yo no creativo", informa Scott Barry Kaufman, psicólogo de la Universidad de Nueva York que ha pasado varios años investigando sobre la creatividad. "Las cosas que sobresalen más son las paradojas del yo creativo… Las personas con mucha imaginación tienen una mente más caótica".

Aunque no existe la definición exacta de la "típica" persona creativa, hay algunos rasgos y actitudes que caracterizan a las personas altamente creativas.

Estas son 18 cosas que las diferencian del resto.

Sueñan despiertos



A pesar de lo que sus profesores les dijeran, las personas creativas saben que soñar despiertos no es, en absoluto, una pérdida de tiempo.

Según Scott Barry Kaufman y la psicóloga Rebecca L. Mcmillan, ambos autores del artículo Ode To Positive Constructive Daydreaming [Oda a lo positivo y constructivo de soñar despierto], dejar que la mente merodee libremente puede contribuir al proceso de "incubación creativa". Por supuesto, muchos de nosotros sabemos por experiencia que las mejores ideas se nos ocurren de repente, cuando tenemos la mente en las nubes.

Aunque nos puede parecer que soñar despierto es una actividad sin sentido, un estudio de 2012 sugiere que, en realidad, dicho proceso va ligado a un estado cerebral muy dinámico y exigente, pues conlleva conexiones y percepciones en relación con nuestra habilidad para captar la información frente a las distracciones. También se ha descubierto que soñar despierto activa los mismos procesos cerebrales que se asocian a la imaginación y la creatividad.

Lo observan todo

Las personas creativas se comen el mundo; ven posibilidades en cualquier lugar y están constantemente recopilando información que pueda servir para la expresión creativa. Como solía decir Henry James, "nada se pierde" en la mente de un escritor.

La escritora Joan Didion siempre llevaba encima un cuaderno en el que anotaba cualquier observación sobre la gente y los acontecimientos con el fin de entender mejor las complejidades y contradicciones de su propia mente:

"Por muy diligentemente que anotemos lo que vemos a nuestro alrededor, el común denominador de todo lo que vemos es siempre, de forma transparente y desvergonzada, el implacable 'yo'", escribió Didion en su ensayo "Sobre tener un cuaderno de notas". "Estamos hablando de algo privado, de fragmentos de la cadena mental que son demasiado cortos para usarlos, de un ensamblaje indiscriminado y errático que solo reviste significado para quien lo lleva a cabo".

Elaboran sus propios horarios de trabajo a su medida

Muchos grandes artistas afirman que cuando mejor hacen su trabajo es o por la mañana temprano o a altas horas de la noche. Vladimir Nabokov empezaba a escribir inmediatamente después de levantarse, a las 6 o a las 7 de la mañana; Frank Lloyd Wright decía que se había acostumbrado a levantarse a las 3 o a las 4 de la mañana, ponerse a trabajar durante unas horas, y luego volverse a acostar. Independientemente de cuál sea su horario, los individuos altamente creativos suelen saber en qué momento del día su mente está más activa, y en función de esto, organizan sus días.

Se reservan unos momentos de soledad



"Para estar más abiertos a la creatividad, tenemos que ser capaces de usar nuestra soledad de forma constructiva. Debemos superar el miedo a estar solos", escribió el psicólogo existencialista estadounidense Rollo May.

Con frecuencia, se describe a los artistas como personas solitarias. Aunque no siempre se cumple, la soledad puede ser una de las claves para llevar a cabo obras maestras. Para Kaufman, podemos volver a relacionar esta idea con el hecho de soñar despiertos; tenemos que concedernos momentos de soledad y, simplemente, dejar volar nuestras mentes.

"Tienes que contactar con tu yo interior para poder expresar tus pensamientos más internos", explica. "Es difícil encontrar esa voz creativa si no mantienes ningún contacto con tu interior ni reflexionas sobre ti mismo".

Saben aprovechar los problemas que les plantea la vida

Muchas de las historias míticas y de las canciones de todas las épocas han sido inspiradas por un drama o por un desamor; lo bueno de estos retos es que al final han servido como catalizador para crear arte. Los investigadores que estudian el crecimiento post-traumático, un ámbito de la psicología en auge, sostienen que mucha gente es capaz de emplear las dificultades y los traumas que sufrieron de pequeños para aumentar sustancialmente su creatividad. En concreto, se ha descubierto que los traumas pueden contribuir a que la gente desarrolle las áreas encargadas de las relaciones interpersonales, de la espiritualidad, el aprecio por la vida, la fuerza personal y, lo que es más importante para la creatividad, la capacidad de exprimir al máximo las posibilidades que te ofrece la vida.

"Mucha gente es capaz de utilizar esto como la gasolina que necesitan para descubrir una perspectiva diferente de la realidad", afirma Kaufman. "En algún momento de su vida, se ha desmontado la visión que tenían del mundo como un lugar seguro [...], haciéndoles salir a la periferia a ver las cosas de una forma diferente, renovada; es esto lo que conduce a la creatividad".

Buscan nuevas experiencias



A la gente creativa le encanta lanzarse a probar nuevas experiencias, sensaciones y estados mentales. Esta apertura y amplitud de miras suele activar de manera significativa la creatividad.

"Estar abierto a nuevas experiencias te lleva, la mayoría de las veces, a obtener logros creativos", asegura Kaufman. "Esta idea presenta muchas facetas diferentes, pero todas relacionadas entre sí: la curiosidad intelectual, la búsqueda de sensaciones, el no tener miedo a mostrar tus emociones ni tu fantasía. Lo que une a todas estas características es el camino hacia la exploración cognitiva y conductual del mundo, tanto interno como externo".

Se caen y vuelven a levantarse



La resiliencia prácticamente es un prerrequisito para el éxito creativo, afirma Kaufman. El trabajo creativo a menudo se describe como un proceso de fallos repetidos hasta acabar encontrando algo que encaja y que funciona. Las personas creativas, al menos las que tienen éxito, aprenden a no tomarse demasiado a pecho los errores.

"La gente creativa fracasa, y los que son buenos de verdad fracasan más de una vez",escribió Steven Kotler, colaborador de Forbes, en una pieza sobre el genio creativo de Einstein.

Plantean grandes preguntas

La gente creativa es insaciablemente curiosa; normalmente, optan por cuestionar cualquier aspecto de la vida, e incluso cuando envejecen mantienen su sentido de la curiosidad. Ya sea mediante una conversación intensa o mediante una reflexión en solitario, las personas creativas observan el mundo a su alrededor y quieren saber por qué, y cómo, funcionan las cosas.

Observan a las personas



Son observadores por naturaleza y tienen curiosidad por la vida de los demás; a las personas creativas les suele gustar observar a la gente, y a menudo extraen algunas de sus mejores ideas de ahí.

"[Marcel] Proust pasó la mayor parte de su vida observando a la gente, anotó sus observaciones, y las reflejó en sus libros", explica Kaufman. "Para muchos escritores, observar la vida de la gente es muy importante… Son buenos observadores de la naturaleza humana".

Se arriesgan

Una parte del trabajo creativo implica correr riesgos; muchas personas creativas disfrutan del riesgo en diversos aspectos de su vida.

"Existe una conexión profunda y significativa entre el riesgo y la creatividad, aunque a menudo se pase por alto", escribió Steven Kotler en Forbes. "La creatividad es el acto de fabricar algo de la nada. Requiere hacer públicas las apuestas mejor posicionadas en tu imaginación. No es un trabajo para los tímidos. Perder el tiempo, empañar tu reputación y no gastar demasiado bien el dinero son algunas de las consecuencias negativas que puede tener la creatividad".

Consideran que todo en la vida es una oportunidad para la expresión propia



Nietzsche creía que la vida y el mundo deberían considerarse obras de arte. Las personas creativas tienden a ver el mundo de esta manera, y a buscar constantemente cualquier oportunidad de autoexpresión en la vida diaria.

"La expresión creativa es la expresión de uno mismo", afirma Kaufman. "La creatividad no es otra cosa que la expresión individual de tus necesidades, de tus deseos y de tu naturaleza única".

Siguen sus pasiones verdaderas

La gente creativa suele tener una motivación intrínseca; esto es, una persona creativa está motivada a actuar desde sus más internos deseos, en lugar de buscar el reconocimiento o las recompensas externas. Muchos psicólogos han demostrado que la gente creativa obtiene su energía de las actividades que le plantean desafíos, lo cual es una muestra de la motivación interna. Las investigaciones sugieren que solo con pensar en los motivos intrínsecos que te mueven a hacer algo se puede activar la creatividad.

"Los mejores creadores deciden implicarse con pasión en cuestiones complejas y arriesgadas que les proporcionan un importante sentido del poder por la capacidad de utilizar su talento", escriben M.A. Collins y T.M. Amabile en The Handbook of Creativity.

Salen de sus propias mentes



Kaufman señala que otro objetivo de soñar despierto es ayudarnos a salir de nuestra perspectiva limitada y explorar otras formas de pensamiento, que pueden ser una baza importante para el trabajo creativo.

"Soñar despierto nos permite evadirnos del presente", explica Kaufman. "La misma red cerebral asociada con la imaginación está vinculada a la teoría de la mente; esta nos permite imaginar lo que está pensando alguien o fantasear sobre cómo será nuestro “yo” futuro".

Otras investigaciones también señalan que inducir la "distancia psicológica" (es decir, pensar desde la perspectiva de otra persona o reflexionar sobre una cuestión como si fuera irreal o desconocida) puede activar el pensamiento creativo.

Pierden la noción del tiempo

Las personas creativas pueden pensar que cuando están escribiendo, bailando, pintando o expresándose, entran "en la zona", lo que se conoce como estado de flujo, que puede ayudarlos a crear a su máximo nivel de expresión. Dicho flujo es un estado mental en que un individuo va más allá de su pensamiento consciente para alcanzar un estado superior de concentración y calma sin esfuerzo. Cuando alguien alcanza este estado es prácticamente inmune a cualquier presión o distracción, sea interna o externa, que pueda entorpecer su actividad.

Entras en esa zona cuando realizas una actividad con la que disfrutas y que se te da bien, pero que a la vez te plantea retos; es lo que define a un buen proyecto creativo.

"[Las personas creativas] han descubierto su pasión, pero también han desarrollado su capacidad para entrar en el estado de flujo", asegura Kaufman. "Este estado mental requiere una conexión entre tus habilidades y la tarea que has emprendido".

Se rodean de belleza

Las personas creativas suelen tener un gusto excelente y, por ello, disfrutan de la belleza y se rodean de ella.

Un estudio publicado recientemente en la revista Psychology of Aesthetics, Creativity, and the Arts reveló que los músicos (incluidos los miembros de una orquesta, los maestros de música y los solistas) muestran una alta sensibilidad e inclinación hacia la belleza artística.

Saben unir los puntos



Si hay algo que distinga a las personas altamente creativas del resto es la capacidad de ver oportunidades donde otros no las ven. Muchos artistas y escritores importantes han afirmado que la creatividad se basa en la capacidad de unir los puntos, algo que los demás probablemente nunca se habían planteado.

En palabras de Steve Jobs: "La creatividad simplemente consiste en conectar las cosas. Cuando le preguntas a las personas creativas cómo han hecho algo, se sienten un poco culpables porque en realidad no han creado nada, sino que se han limitado a ver algo. Tras un tiempo, les resulta obvio, pues han sido capaces de conectar las experiencias que habían tenido y de sintetizar cosas nuevas".

Les gustan los cambios radicales

La diversidad de experiencias es crucial para la creatividad, afirma Kaufman. A las personas creativas les encanta alterar las cosas, tener nuevas experiencias y evitar que su vida se convierta en algo monótono y mundano.

"La gente creativa tiene experiencias más diversas; la rutina es lo que mata esta diversidad de experiencias", explica Kaufman.

Encuentran tiempo para la meditación

Las personas creativas entienden el valor de la concentración mental, pues su trabajo depende de ella. Muchos artistas, emprendedores, escritores y otros trabajadores creativos, como David Lynch, consideran la meditación como una herramienta para conectar con su estado mental más creativo.

La ciencia respalda la idea de que la meditación realmente puede activar el poder de la mente de muchas formas. Un estudio realizado en 2012 por un equipo holandés señala que algunas técnicas de meditación promueven el pensamiento creativo. Las prácticas de meditación pueden ir ligadas a una mejora de la memoria y de la concentración, a un mayor bienestar emocional, a una disminución del estrés y de laansiedad, y a una mayor claridad mental; todo esto puede fomentar la capacidad de pensamiento creativo.

Fuente: http://www.huffingtonpost.es/2014/03/07/18-cosas-que-las-personas_n_4918760.html?utm_hp_ref=tw

jueves, 2 de enero de 2014

Libertad. Un secreto entre el sueño y la vigilia.

“The true mystery of the world is the visible, not the invisible.” 
“Illusion is the first of all pleasures.” -Oscar Wilde

El círculo es la geometría más viva.
Esta entrada es parte de un proceso que comenzó aquí.


Fuera de las aguas pesadas de la realidad, entre las sábanas y en la oscuridad, continúo despierta un sueño placentero que quedó trunco no sé porqué.

Der Wanderer - Caspar David Friedrich

En este sueño estoy en una gran librería al estilo de Dussmann o El Ateneo. Algo pasa, tengo una consulta o alguna situación y varias personas se presentan serviciales a ayudar. Son hombres jóvenes, empleados de la librería.

Más tarde se hace más clara la situación, me habían robado una mochila que dejé con todas mis cosas en una silla, mientras fui a otra sala. Me preocupo recordando qué había adentro, pero la preocupación dura unos momentos. Nada que no pueda recuperar, lo único importante son mis documentos personales. Acude en mi ayuda un hombre de mediana edad, alto, atractivo, de pelo castaño oscuro dividido al medio, el pelo cae sobre ambos lados de su cabeza de forma muy juvenil, pero es a la vez un adulto. Con sonrisa calma me saluda desde su masculina altura. Ya en su despacho, me da una tarjeta personal con su teléfono móvil. Siento que eso y alguna mirada cómplice abre puertas. Entran en la habitación retintineantes como cascabeles dudas hormigueantes acerca de todas las posibilidades. Se llama René, con un apellido bastante común, español.

Frau am Fenster - Caspar David Friedrich
Ya despierta sueño con los modales, la caballerosidad, con las puertas abiertas y las posibilidades tras puertas cerradas. Continúo el sueño. El hombre desconocido cumple con todos los requisitos. A eso se suma la sorpresa de atributos nuevos que no pedí, ni imaginé. La sorpresa es casi tan excitante como lo desconocido.


Cleo de Merode, courtisan
Más allá de la seducción, el sueño me regala la oportunidad de recordar cosas, de recuperar del todo lo que puedo llegar a perder si no lo saco a la luz de mi consciencia. Las cosas pasan mientras aún no somos conscientes de ellas, y eso está bien así. Pero para aprender algo, para aprehenderlas y entender, más tarde hay que procesarlas, triturarlas, demenuzarlas y volver a componerlas para mirarlas de frente y de pie.

El sueño me recuerda que es posible un mundo sin horribles quejas banales, sin cuerpos desfigurados que caminan con los codos, sin bocas que son pura mueca gritona y dientes. Me recuerda que una vez, hace poco en realidad, y por suerte, supe crear y vivir en un mundo con más espacio para la belleza sin género y sin rótulo, con más lugar para magias y mil posibilidades. Y que ese mundo está ahí latente, porque está acá, adentro mío. El sueño lo saca a la luz. Es un mundo que estuvo de moda en otros siglos, pero lamentablemente ya no. Ahora está abierto solamente para los que lo eligen.

Sarah Bernhardt. Source: http://albumsceline.blogspot.com/2012/03/grandes-horizontales.html
Me acuerdo que era tan libre que no tenía miedo ni vergüenza, e invitaba a pasar al que me parecía que era así también o que aparentaba querer serlo. Me llevé unas cuantas sorpresas. Así como pude compartir cosas bellas, o absorberlas aprendiendo de otros, descubrí que el principal enemigo de la libertad es el miedo, que es su opuesto. La comodidad es también un enemigo de la libertad. La comodidad es un instrumento del miedo, una herramienta aburridísima que vuelve grises a las personas mientras ellas creen que van por el camino correcto, el camino al “éxito”, porque la comodidad sí está de moda.

La Belle Otero - courtisan 
Hace un tiempo atrás, cuando vivía en ese mundo mío, recuerdo haber extendido la mano y que del otro lado me devolvieran una pose seca o alguna excusa que disimulara ese miedo que se notaba de todos modos. Los aventureros están bien vistos, pero de lejos, en los libros y películas. Cuando se los conoce de cerca, en vivo, se los critica por locos. La crítica es otro instrumento del miedo. El malhumor y la queja son consecuencias directas del miedo.

Pero en fin, no pretendo escribir un catálogo aleccionador. Lo que escribo, lo escribo para no olvidar quién fui, entender quién soy y plantearme quién quiero ser. Y si lo que sale enciende alguna luz en tu tablero de mando, genial. Vamos a compartir mundos. 

BLANCHE D'ANTIGNY (1840-74) AND HER VELOCIPEDE
Hace unos días vi un programa de televisión en el que se hablaba de la “democracia” actual en Rusia, y una chica joven decía: “Ésto está muy lejos de ser una democracia, aquí uno no puede decir lo que piensa. Pero yo me construyo mi mundo dentro de este mundo, con mi gente, gente con la que puedo ser yo misma y sentirme libre”. Creo que hay muchos viviendo así. Todos los que no acatan ciertas reglas o les duele la situación del mundo actual, del país o región donde viven supongo que hacen eso. No es altruista, y aunque corremos el riesgo de ser para siempre islas desconectadas, cuando afuera todo resulta demasiado horrible y hostil, es salvador. 

Y si bien observando la negativa de otros aprendí cosas, lo que me llevo adentro, lo importante, es ese puñado de personas que me regalaron momentos inolvidables, sensaciones, que me pusieron un espejo circular alrededor, que me dieron su complicidad, su poesía con y sin palabras. Descubrí, por ejemplo, que en ese mundo solamente hay una cosa material valiosa: el propio cuerpo. No para hacerlo el eje, no para rendirle culto estético adaptándolo a tal o cual norma, constriñéndolo a tales o cuales formas, sino para sentirlo, entregarlo y compartirlo.... con esto sigo después.

La Belle Otero
De lo que hablo es de la libertad. 

Hubo un tiempo, hace poco, que fui realmente libre. Me sentí consciente y dueña del momento que vivía, el presente (que es todo lo que hay) sin ataduras al ayer o miedos acerca del mañana, simplemente con una fuerte consciencia del ahora. Creé mi propio mensaje y mis brújulas, y un sentido para mi vida que sentí que formaba parte de algo más universal y atemporal.

Llegué a eso, creo, porque o bien logré creer en mí misma, o bien porque dejó de importarme lo que hasta ese momento me había aplastado. En realidad, ambas son la misma cosa. Si lo que me aplastaba y asustaba dejó de importarme, fue porque supe reconocer mi propio valor, supe valorar mi unicidad, mi modo de hacer y de ver. Sin miedo y sobre todo, sin necesidad de aprobación y sin dependencia para lograr las circunstancias que me hagan feliz.

Socrates seeking Alcibiades in the house of Aspasia, (1861).
En ese momento supe tener relaciones sanas, porque a esos que estaban conmigo no les pedía ni aprobación ni nada. Sólo los quería así como eran, cerca para poder compartir cosas, y como yo estaba fuerte por dentro, a los otros, los que no querían o no podían compartir, no los juzgaba. Iba con ellos hasta donde podía y me interesaba. Después los dejaba seguir y seguía yo mi camino.

En la base de todo, además de creer en uno, el dejar de dar importancia a lo que aplasta, creo que está también el NO NECESITAR. Yo entiendo que probablemente sea imposible mantener la falta de necesidades constante, pero es bueno tenerla como meta y trabajar siempre por eso. Yo sé que me he sentido realmente sana cada vez que supe PRESCINDIR. Yo sé muy bien que fui feliz sin necesitar aprobación. Sin que alguien estuviera alrededor para aplaudir mis estupideces o brillos, y sin tantas cosas que ocupen lugar en mi espacio vital y en mi cabeza.


Auguste Clésinger: Femme piquée par un serpent, 1847, marbre.
Paris, Musée d'Orsay. (This is Apollonie Sabatier)
Algo de lo que empecé a hablar más arriba: ahora que enfrento a los recuerdos que me trae este sueño, al menos para mí, definitivamente es el sexo la hoja más blanca, el terreno más limpio y amplio donde experimentar la pureza máxima de la libertad. Pero tan constreñidos, tan confundidos nos tenemos los unos a los otros que, por regla general, no sabemos cómo entenderlo. Cuántos, y cuántas veces, me pregunto, pudimos en la historia y podemos en la actualidad, saborear el logro de desatar los nudos mentales de tal forma que podamos llegar a ver y sentir la Belleza y lo Eterno dentro de uno, en el momento presente, en el propio cuerpo y en el cuerpo del otro?

Esa sensación sin tiempo, indescriptible, me ha llegado inesperadamente (No hay que buscarla, sólo hay que estar atento… es caprichosa.) por ejemplo cuando corro o viajo y escucho música. Cuando veo el horizonte, siento el movimiento y mis piernas son todo lo que necesito. Ahí siento que puedo llegar a todos lados, que no hay límites de espacio, de tiempo, de edad… La música es definitivamente el más aguantador de todos los puentes invisibles en el camino hacia la libertad. Libertad que entiendo como una situación hacia adentro de uno, una fuerza superadora que permite seguir e ir más allá sean cuales sean las circunstancias materiales externas.


Gustave Courbet: L'atelier du peintre - The painter's atelier - Das Atelier des Künstlers. On the right Apollonie Sabatier with Alfred Mosselman?
Pero el sexo es el más fuerte de los poderes que tenemos para conectarnos con nuestra esencia, lo Bello y lo Eterno. No es un puente como la música, sino un terreno que si bien es virgen, íntimo, personal, únicamente de cada uno, es el más complicado, al menos en la cultura en la que me tocó nacer. Esta cultura marca caminos absurdos que acaban donde comienzan, y marean. Nos confundimos muy rápido tratando de entender desde la lógica y las palabras lo que no tiene explicación. O podemos equivocarnos y querer eternizar el vínculo cuando lo importante no es el vínculo y su forma, sino ese momento de entrega a lo más natural, libre y salvaje adentro de uno.
El sexo, el cuerpo, las sombras y luces, el éxtasis, la risa, las miradas, la sorpresa, eso es lo que importa y hay que llevarse, no deseándolo y poseyéndolo, sino sabiendo dejarlo ir. Sin reclamo, sin posesión. Un dar sin pedir con la certeza de que merecemos todo lo bueno y lo mágico y sabemos que va a llegar en el momento justo.

Portrait of Apollonie Sabatier by Vincent Vidal
Siempre hay sensaciones y sentimientos involucrados, aún en el más fortuito de los encuentros. “Desear”, “querer” son palabras que implican posesión. “Amar” es más sana y pura, porque representa la ausencia de necesidad, la entrega sin importar las consecuencias. Amar es un verbo que tenemos confundido. Creemos que es únicamente realizable después de haber seguido ciertas pautas y que viene con el paso del tiempo. Pero el amor es lo que siente una madre o un padre por su hijo recién nacido. No lo conocen, no saben qué alegrías y tristezas traerá, no saben qué persona será, y sin embargo ya lo aman, porque sabe de qué es fruto. 

Creo que podemos amar al que será un amante pasajero desde el momento que lo vemos simplemente por lo que despierta en nosotros, y porque sabemos que es el fruto de lo que somos. Un regalo que tenemos que aprender a disfrutar sin planteos.

Cuánto conocemos al amor psicótico de las películas cursis que pasaban en la tele mientras crecíamos... muy poco del otro.


Illustration of «Les Fleurs du Mal» by Carlos Schwabe, 1900
La belleza está en amar y dejar ser, y dejar ser implica a veces dejar ir, no poseer. Hay que dejar ir todo lo que tenga que irse, dejar pasar y dejar fluir todo lo que tenga que fluir, así como dejamos fluir al tiempo porque no tenemos más opción. (Es curioso, casi misterioso… ahora me acuerdo que los verbos que usaban mis maestras para enseñarnos las tres conjugaciones verbales eran “Amar, temer, partir”.). Pero eso sólo pueden hacerlo pocos en esta cultura mía. Los que no temen; los que no quieren sino que aman; los que no necesitan sino que dan, los generosos. Los que tienen la fuerza interior que les da la consciencia del secreto que llevan dentro. Un secreto que es una verdad a gritos, pero que pocos escuchan. 


Charles Baudelaire, 1863 by Étienne Carjat
Me acuerdo que cuando me sentía así, cuando era consciente, sentía un poder tan inmenso adentro que andaba con cuidado de no ser soberbia. No sé si era mejor o superior, lo que sí sé es que era mejor que antes. Sentía latir adentro algo vivo, algo que crecía. Lo sentía como un secreto, como algo muy mío, un tesoro que me había costado encontrar, un premio a mi búsqueda. Y al mismo tiempo no quería ser mezquina. Por el contrario, quería invitar a todos a pasar y compartirlo. Era algo que me hacía brillar. Y cuando brillás desde adentro, desde tu mundo interior, eso se nota. Es tan fuerte que se refleja hacia afuera, y atraés, lográs cosas, todo es fácil.


Oscar Wilde. Photograph taken in 1882 by Napoleon Sarony
Cuando a veces veo tanta queja, tan poca elegancia, tan pocos modales, poca galantería, seducción. Tanta ordinariez y mal humor alrededor mío, tanta miseria humana, me pondo doblemente triste. Triste por esa fealdad en sí misma, que da tristeza, y triste porque siento que probablemente la merezca. Siento que yo la proyecto por no brillar. (Como es adentro, es afuera!) No necesariamente porque yo tenga esas cualidades, sino por no ser más generosa, por no tener nada para dar, y por no trabajar por ser mejor.


Pornocrates by Félicien Rops
En esos momentos me veo borrosa en el espejo, a veces ni me acuerdo de mi cara, no me siento. Y ahí llega ese mundo horrible y desdibujado, lleno de ruido e interferencia. Y llega el miedo, los miedos. Y cuando siento miedo, sé que esa es la señal más roja de todas.

El sueño vino a rescatarme, a recordarme mi libertad.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Mi deseo para 2014 es...

...que no nos olvidemos de soñar, ilusionarnos, jugar, inventar, reflexionar, aprender cosas nuevas, sorprendernos, sentir, proyectar, viajar, crear, superar obstáculos, miedos y a nosotros mismos. Todas cosas que nos hacen darnos cuenta que estamos vivos. VIVOS!!

Y pido además menos egoismo, menos banalidad, menos violencia, más respeto, más educación, más justicia, más igualdad en el mundo, y que sepamos volver a hacer las cosas con calma y con amor, que la humanidad sepa bajarse un poco de este ritmo loco y acelerado de vida que no respeta al planeta, a los animales, plantas y humanos. Que sepamos aprender de nuevo que una vida (persona, árbol o animal) vale infinitamente más que un puñado de billetes. Porque cada vida es algo único e irrepetible en el universo.

Ah... y pido encontrar y conocer en el camino gente que me enseñe cosas, que me ilumine y me enriquezca, que me hagan ser mejor persona con su ejemplo. Y si alguna otra vez me toca cruzarme con seres poco iluminados, infelices y frustrados, pido la capacidad, paciencia y sabiduría para ayudarles en lo que pueda, si es que puedo... o al menos seguir mi camino y alejarme sin enojarme.

Último deseo: abolir la queja, el enojo y la comodidad. Tres cosas que nos hacen ver poco elegantes y nos vuelven más estúpidos!

domingo, 8 de diciembre de 2013

This post is about....

...LOVE and MUSIC and BEAUTY and POSSIBILITIES and LIFE. All those beautiful things just in front of our eyes. 

Cos even if bad news sell more, I wont talk about all the miseries I have seen, that make my heart stop beating, dry my soul and break my body into pieces.... 
Look... I jump over all the bad situations I went thru the last days. 
Look people. Look!! Looook!!!!!!!! I AM JUMPING!!! I GIVE A HUGE JUMP... 
HERE I GO!!! I AM JUMPING OVER YOUR MISERIES and MEANNESS and you are deleted. You don't exist enymore. You don't even deserve a post about you in my blog !!!!!!!! 

iiiiiiiiiiuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu......

( While I am jumping I tell you a secret and then you really REALLY REALLY dissapear: Beauty is the only thing you can be blind to without beeing blind at all. Beauty is transparent for miserable souls.  There is hope... of course! There is always hope. I really hope you start seeing and MAKING beauty, cos this would be a much better world).

And now.... What this post is REALLY about: 
LOVE and MUSIC and BEAUTY and POSSIBILITIES and LIFE. 
And aaaaall the lucky I am because I know so many BEAUTIFUL PEOPLE! 
I AM THANKFUL BECAUSE OF ALL THE AMAZING PEOPLE I KNOW. 

Hey!! HEY YOU!! SPECIAL, GENEROUS, FUNNY, BRAVE, DILIGENT... BEAUTIFUL PEOPLE!!!!! THIS POST IS ABOUT YOU AND FOR YOU...


THANKS FOR BEEING HERE!

I have a present for you... Is something small... I just found it. I hope you like it. Is a song:


Heartbreaks, setbacks, breakups, makeups
Love, love, love, love, love
Breakdowns, buildups, talk downs, drag downs
First we'll find our hearts

Baby, it used to be a change for us to see
Baby, we'll figure out where we're supposed to be
Until we find the truth there's something we should do
Can't let the love stop flowing from me to you

You know we tried way too hard to find
A love that's really blind so why even try?
Because we know that there's still hope
Just don't let go

Baby, this could be a chance for us to see
Baby, we'll figure out where we're supposed to be
Until we found the truth there's something we should do
Can't let the love stop flowing from me to you!!



domingo, 20 de octubre de 2013

IT'S ALL ABOUT STYLE

And please aloud me to read the word 'style' here by Bukowsky as meaning GENUINE ATTITUDE. (Not COPIED FASHION BECAUSE EVERYBODY IS TALKING ABOUT IT OR DOING IT. THAT'S JUST SHIT)


domingo, 13 de octubre de 2013

Belleza: El mérito es de la conciencia. La felicidad es una consecuencia

El mérito no está en la belleza en sí misma, sino en el que la descubre.
La belleza no es algo raro, en vías de extinción. Es la sensibilidad para captarla la que está amenazada. La conciencia (awareness).

Me digo: No busques la felicidad ni la belleza, busca la conciencia.

Y si buscamos porque estamos mal programados, Por qué las esperamos en la pulcritud, en la luz, en la sorpresa, en la novedad?  

Bukowsky, que escribía desde el barro, veía la belleza en esa esquina de todos los días, o en ese bar cualquiera. La veía mejor que los "listos", porque estaba despierto, libre de capas y capas de opacidad.


Hubo un día este año en el que me sentí súper feliz, por despierta, y como el personaje de este poema, quise quedarme en ese momento para siempre, pero me moví también.

Ese día fui Feliz por nada y por todo. Por las posibilidades, por los rincones, por las luces, las sombras, los colores, las formas. Por poder estar. 
Todo fue perfecto ese día, porque me di el tiempo de ver la belleza que de todos modos estaba ahí, para mí y todo el que se sentara a verla.

Es verdad que no era un día cualquiera. Yo estaba de viaje en una ciudad nueva (quiero permitirme el mérito de que esto me pase en mi ciudad de todos los días...). 

La felicidad fue en aumento a medida que yo me iba abriendo a ella, y haciendo más consciente. Fue un día en el que estuve sola, todo el día. Me dejé llevar y salió bien. Sola y feliz. No necesitaba nada más que mis piernas y mis ojos. Ni siquiera hablar.

Me da curiosidad... Qué circunstancias anteriores abrieron esta posibilidad? Creo que lo sé.  
Fui realmente consciente de la felicidad en este momento, que tiene fecha y hora: 20.03.2013 18:05(usa) / 21.03.2013 1:05(eu) 


No sé porqué. No sé qué pero algo me empujó a entrar en ese bar. Y algo me obligó a quedarme horas. Sola sentada en la barra, observando, sacando fotos, tomando y comiendo.

El día había ido así hasta ese momento:







































Justo ahi empieza. Que bueno tenerlo documentado para sustentar los recuerdos de mi cabeza. Giré en Bowery Street, me entretuve viendo más carteles...








Había ido hasta ahí para ver el New Museum... pero eran pasadas las 6 y ya estaba cerrado... entonces me metí en esta tienda, pero no era lo que buscaba... si es que algo buscaba.


...así que me metí al bar

 










..."The Bowery Dinner". Algo había en ese lugar, y me di el tiempo de absorverlo. Y vino alguien y se sentó y me habló, y los camareros fueron agradables, los colores, las formas... Un momento simplemente perfecto, especial. Sin más.







...hasta me tocó el happy hour!






...y llegó la hora de seguir camino. No quería pero así lo hice.

Nada de lo que vino después, hoy, a casi 7 meses, fue como ese día. 
Y yo sé que no era ni el lugar, ni la novedad, o mejor, todo eso junto. Pero si no hubiera estado DESPIERTA, todo se habría desvanecido.




DESPIERTA... Un día en el que no necesité nada, ni quise ni busqué nada, pero al mismo tiempo sabiendo que podía hacerlo todo. Como redescubriendo el poder de adentro mío. 
Como cada vez que he estado despierta en mi vida, vinieron cosas. Cosas que había querido, deseado antes, cosas para aprender.

Que venga lo que venga (que siempre es lo que pedís, más tarde o más temprano). Lo único que no quiero es el zombi funcional y apático que me oblig(o?)an a ser todos los días.